Realidad de Madagascar

 

HERMANAS GUADALUPANAS DE LA SALLE

Son 250 mujeres en todo el mundo. Han decidido entregar su vida a los más pobres.

 

Hace casi 25 años que llegaron a Madagascar. Desde entonces, no han dejado de recibir solicitudes de jóvenes malgaches que desean formar parte de esta familia religiosa.

En 1991 llegaron a la isla, desde México, las dos primeras Hermanas Guadalupanas de La Salle. Desde entonces no han dejado de crecer y de trabajar junto a los hermanos de La Salle, presentes en Madagascar desde hace casi 150 años. Hoy son 48 hermanas distribuidas en ocho comunidades, con presencia en seis diócesis de Madagascar. Además de atender el santuario del beato malgache Rafael Luis Rafiringa, las hermanas están al frente de seis colegios y colaboran con otras tantas parroquias.

Viajamos hasta Vohiposa: cinco horas en coche desde Antananarivo, la capital. Las Hermanas Guadalupanas de La Salle llegaron aquí el año 2000. La ayuda de la ong PROYDE, de los Hermanos de La Salle en España, ha sido vital para levantar la nueva escuela en la que van a estudiar casi 300 niños. Recién la están estrenando